El Servei Català de Trànsit (SCT), de la Generalitat de Catalunya, junto al Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTTI) y T-Systems / Deep Solutions como partner tecnológico, han desarrollado una solución para reducir el número de accidentes en carretera, utilizando inteligencia artificial en la detección de infracciones al volante.

La solución identifica a los conductores que no llevan puesto el cinturón de seguridad o que están utilizando el móvil al volante, al analizar las imágenes de cámaras que fotografían todos los vehículos a pie de carretera. Parámetros como la posición del conductor en el vehículo permiten realizar un filtrado previo, de forma que añade a la información de la fotografía la probabilidad de que se esté registrando una infracción.

A este análisis automático, se une un proceso de verificación humana que, a partir de las prioridades propuestas, comprobará que realmente se trata de un acto sancionable. Este proceso de contraste garantiza la fiabilidad de la sanción a la vez que permite retroalimentar el sistema con las decisiones tomadas, mejorando así su precisión.

Toda la información