La autopista North Tarrant Express (NTE), sumando todos los segmentos objeto del contrato, tiene 40,2 kilómetros de longitud y pertenece al eje Dallas-Forth Worth en Texas, uno de los corredores viarios más saturados de Estados Unidos. La NTE supone la solución a los problemas de congestión de tráfico de su área de influencia. La compañía española Prointec ha sido la responsable de supervisar la reconstrucción y ampliación de todo el corredor existente para pasar de cuatro a seis carrieles y añadir cuatro adicionales administrados por peaje. El proyecto también contempla carriles laterales y auxiliares que contribuirán a aumentar la capacidad actual.

Los trabajos realizados por Prointec se han focalizado en asegurar el correcto desarrollo de las obras y el cumplimiento de todos los requisitos preestablecidos para la infraestructura. Con todo ello, se prevé reducir en 7 horas, aproximadamente, la congestión por tráfico al día y ofrecer un transporte rápido, fiable y seguro. El desarrollo de los trabajos se ha realizado manteniendo el corredor abierto al tráfico para minimizar el impacto de las obras en los usuarios diarios de la vía. La NTE es una autopista de última generación por el diseño de su trazado y su avanzada tecnología que permite dar diferentes opciones de circulación a los conductores dependiendo de las condiciones de tráfico en cada momento.

Leer más