El Plan Extraordinario de Carreteras «no se puede hacer con gasto ordinario», ha afirmado José Luis Soro, Consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, en la sesión plenaria del Parlamento aragonés. Soro ha añadido que la gestión del futuro de las carreteras que ha puesto en marcha desde su departamento del Gobierno de Aragón «es un ejercicio de realismo» y que no hay otra manera de cumplimentar dicho Plan, que se recogió en la Estrategia de Recuperación que espera ejecutar entre 2023 y principios de 2026. El Consejero defendió así el modelo concesional elegido frente a las críticas de PP, IU o Podemos, firmantes del pacto, además de las de Vox. «Con cargo al presupuesto ordinario era imposible desarrollar este plan», explicó, sobre todo «por el déficit inversor histórico» que tiene Aragón.

«No existen alternativas» al modelo de concesión de obra pública que permitirá crear empleo «sin que provoque ningún efecto perverso en el déficit y en la deuda» y así garantizar un nivel óptimo de conservación durante 25 años en el 30% de la red». Se refirió a este porcentaje porque es en el que se centra el plan de las vías aragonesas elegidas, que soportan casi el 60% del tráfico, «por lo que en el 70% se sigue haciendo la conservación desde lo público, y supone que las inversiones futuras se puedan realizar en la red secundaria, lo que ahora es imposible».

Más información en El Periódico de Aragón – 03/06/2021. Por Ignacio Martín.