Las marcas viales son, dentro de la seguridad vial, uno de los elementos más significativos y que más importancia tienen de noche o con condiciones meteorológicas adversas de niebla o lluvia, de ahí el interés en que la señalización horizontal mantenga unos niveles de visibilidad óptimos ante cualquier factor.

Emesa, empresa responsable del mantenimiento de la M30, realiza campañas de auscultación y de repintado, así como de limpieza mediante barrido y baldeo para conseguir este cometido y que las marcas viales longitudinales, simbología y cebreados de esta vía mantengan una calidad y durabilidad adecuada.

La auscultación consiste en la medida de los siguientes parámetros:

  • Retrorreflexión o Coeficiente de Luminancia Retrorreflejada. Este coeficiente se expresa en milicandelas por metro cuadrado y por lux (mcd · m-2 · lx-1)
  • Relación de contraste diurno entre marca vial/pavimento.
  • Relación de contraste nocturno entre marca vial/pavimento.

Leer más