El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, han firmado un protocolo de colaboración con el que pretenden mejorar la sostenibilidad en materia de movilidad, entre otras metas.

El acuerdo entre la compañía de servicios energéticos y la institución busca impulsar aspectos como la sostenibilidad ambiental a través del autoconsumo y promocionar la cultura de seguridad y medioambiental.

Son ámbitos en los que ambas instituciones comparten muchos intereses, y en los que la Guardia Civil pretende avanzar, desde su vertiente operativa con el Seprona, como máximo exponente de su autoexigencia en materia medioambiental.

Así, el protocolo contempla la posibilidad de iniciar programas de actuación enmarcados en la instalación de puntos de recarga eléctrica y autoconsumo mediante energía solar fotovoltaica. A su vez, se podrán intercambiar experiencias de productos y servicios entre ambos colectivos, y acciones conjuntas de I+D+i en beneficio de la seguridad, a través de equipos, infraestructuras y recursos conjuntos de trabajo entre ambas instituciones.

Leer información completa en Transporte Profesional, por Saúl Camero