Repsol alcanzó un resultado neto de 1.235 millones de euros en los primeros seis meses de 2021, en los que avanzó en sus objetivos de descarbonización, tal y como establece su Plan Estratégico, apoyado en una gestión orientada a la eficiencia.

El resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios, alcanzó los 959 millones de euros, con cifras positivas en todos los segmentos, entre los que destacó Exploración y Producción.

El modelo integrado de Repsol y la puesta en marcha del Plan Estratégico 2021-2025 le permitieron afrontar con éxito el difícil entorno y aprovechar el comienzo de la recuperación de la demanda y la mejora de los precios de las materias primas respecto al escenario deprimido de 2020. Con todo ello, la compañía obtuvo un flujo de caja positivo en todos los segmentos y logró reducir su deuda neta un 6%.

Leer más