• Pedro Saura, Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, ha destacado que el desdoblamiento de este tramo y su conversión en autovía A-2 posibilita un mayor tránsito de vehículos, lo que es muy relevante para este corredor en términos económicos y de movilidad

El 17 de julio se ha puesto en servicio el tramo Medinyà-Orriols de la Autovía del Nordeste, A-2, ubicado en el término municipal de Vilademuls, provincia de Girona. El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha asegurado que este tramo se enmarca en las nuevas políticas del Gobierno que priorizan las obras que mejoran la productividad de la economía, facilitan las interconexiones, respetan el medio ambiente y priorizan la seguridad de los usuarios.

Pedro Saura ha destacado que el desdoblamiento de este tramo y su conversión en autovía A-2 posibilita un mayor tránsito de vehículos, lo que es muy relevante para este corredor en términos económicos y de movilidad, y representa una conexión fundamental para la ciudadanía y el tejido empresarial.

La carretera N-2 (Madrid-Francia por Barcelona) discurre entre Girona y Figueres en paralelo a la Autopista del Mediterráneo (AP-7) como una carretera convencional de dos carriles. El nuevo tramo de autovía A-2, de 3,3 km de longitud, supone el desdoblamiento de la calzada actual de la N-2 entre el acceso a la plataforma del peaje de la AP-7 de Vilademuls (P.K. 730,7) y la riera de Cinyana (P.K. 734,0).

Ver nota de prensa