El Departamento de Cohesión Territorial de Navarra, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha comenzado a usar drones en los procesos de obra pública. La tecnología permitirá realizar tareas de control y seguimiento de las fases de construcción, facilitar la preparación de los proyectos constructivos y la actualización de los mapas de carreteras una vez completadas las obras.

Durante el pasado mes de mayo, se realizaron los primeros vuelos de drones para los proyectos de construcción de obras públicas en Navarra con resultados satisfactorios. De acuerdo con Jorge Iribas, jefe de la Sección de Cartografía de la comunidad foral, la aplicación de esta tecnología “posibilita conseguir representaciones del terreno y de las obras con la misma o mayor precisión que la obtenida hasta ahora, de forma más económica y en menos tiempo”. Además, permite sustituir los vuelos sobre el terreno, que requerían la contratación de aeronaves y empresas de fotogrametría, así como reemplazar algunos modelos tridimensionales que se elaboraban.

Ver noticia completa en eSmarcity.es