Hoy, enfrentamos una crisis sin precedentes causada por la pandemia del coronavirus COVID-19 y más de un tercio de la población mundial está actualmente sujeta a estrictas medidas de contención.

A pesar de las dificultades y las condiciones estresantes, en todo el mundo, millones de personas continúan en primera línea para garantizar que se brinden los servicios necesarios a los ciudadanos, cuidando su salud, la entrega de bienes, alimentos y servicios y permitiéndoles vivir y superar este período dramático en las mejores condiciones posibles.

A través de este mensaje, el FER desea rendirles homenaje por su dedicación y dedicación y expresar nuestra más sincera gratitud.

En circunstancias normales, las carreteras proporcionan la mayor parte de la movilidad para pasajeros y mercancías. En estos tiempos difíciles, más que nunca, la necesidad de una entrega eficiente, segura y rápida de todos los bienes y servicios esenciales a la población es fundamental, incluso en las áreas más remotas.

Las carreteras aseguran que el suministro de los bienes necesarios (alimentos, medicinas, equipos médicos …) continúen siendo entregados a tiempo y adecuadamente a la población, garantizando también la movilidad de los servicios de emergencia (ambulancias, bomberos, intervenciones técnicas urgentes y asistencia).

Los caminos son el enlace vinculante para todos nosotros y en estos tiempos inciertos, todos los actores de la infraestructura vial (autoridades, operarios, contratistas, proveedores …) también están en primera línea para brindar a los ciudadanos todos los servicios que necesitan y requieren.

Como ‘La Voz de la Carretera Europea’, el ERF agradece y apoya a toda la comunidad vial por su constante compromiso y esfuerzos para facilitar y mejorar la vida cotidiana de nuestros ciudadanos.

Juntos unidos, mantendremos y fortaleceremos la solidaridad con toda la comunidad. Todo el sector vial está de tu lado como siempre, y aún más ahora.