Según el estudio “Kapsch TrafficCom Index” sobre el comportamiento del tráfico rodado, los conductores responden a la congestión barajando rutas alternativas (88 por ciento), evitando los viajes no esenciales (84 por ciento) o consultando información sobre la ruta antes de salir (74 por ciento). Por el contrario, tan sólo el 59% de los conductores sopesan dejar su coche y usar en su lugar el transporte público.

«Se espera que el transporte público sea aún menos generalizado para trasladarse de un lugar a otro después de la pandemia del coronavirus», asegura Javier Aguirre, presidente de Kapsch TrafficCom para España y Portugal. «La gestión del tráfico tendrá que lidiar con esto».

Fuerte aumento del parque móvil

El aumento del volumen de tráfico y de la congestión de las carreteras son hechos que se han venido produciendo desde antes de la pandemia del coronavirus: un factor clave ha sido el fuerte incremento del número de automóviles registrados. El parque móvil en España ha aumentado a 34,4 millones de vehículos en un plazo de cinco años (2015-2019) – lo que ha supuesto un incremento de 5,9 millones de automóviles.

Más información