La Consejería de Fomento e Infraestructuras de Murcia concluirá el próximo mes de marzo las obras de mejora de la seguridad vial de la carretera regional que une Lorca con Caravaca de la Cruz (RM-711), que cuentan con una inversión regional total de 1.341.534 euros.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, explicó que esta semana se han retomado las obras del tramo urbano de la RM-711 tras modificar el proyecto para cambiar un tramo del carril bici y obtener los terrenos necesarios para concluir la actuación por parte del Ayuntamiento de Lorca.

«Esta actuación beneficiará a los más de 4.500 usuarios que transitan a diario por esta vía regional», destacó Fernández Lladó, que indicó que únicamente falta por concluir un tramo de carril bici y la acera colindante a este.

Leer noticia completa en La Verdad