Lacroix revela su nueva identidad de marca, basada en una estrategia de transformación iniciada en 2015 y que abre una nueva etapa en la historia del Grupo. Construida en torno a los fundamentos de la empresa (especialmente en torno a su visión de un mundo conectado y sostenible, lo que mejor la caracteriza), esta nueva marca única pone de manifiesto dos importantes factores de crecimiento estratégicos para el futuro: las sinergias entre las actividades del Grupo y el refuerzo de su visibilidad a escala internacional.

Más información