La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, así como la Axencia Galega de Infraestruturas, ven con buenos ojos la nueva instrucción técnica del Ministerio de Transportes que serviría para normalizar con unos parámetros comunes las carreteras 2+1, unas vías convencionales con áreas protegidas de la circulación en sentido contrario que estarían reservadas al adelantamiento. Fuentes de la consellería creen que es positiva esta alternativa en casos donde no es posible hacer una autovía por su impacto ambiental o porque en ese  tramo la intensidad media diaria de vehículos no justifica la inversión o la ocupación de territorio que supone una vía de alta capacidad con doble calzada.

También son una buena opción para tramos de carreteras convencionales con alta siniestralidad frontolateral, o como un proceso inicial para después desdoblar el trazado, como se hizo con las vías de alta capacidad de O Salnés, Barbanza y más recientemente en O Morrazo.

Más información en La Voz de Galicia, por Pablo González