La Xunta destinará los próximos cuatro años un total de 133 millones de euros a tareas de mantenimiento y conservación de la red viaria de titularidad autonómica, así como a acometer los trabajos necesarios para garantizar la seguridad durante los meses de invierno.

El plan de conservación hasta 2025 para casi 5.400 kilómetros de carreteras autonómicas fue aprobado ayer por la Xunta en la reunión del Consello.

También dio luz verde a la convocatoria de los cursos de formación para desempleados, que contarán este año con un presupuesto de 44,3 millones de euros, un 23% más que en la anterior convocatoria, que irán destinados a organizar 1.100 cursos que estarán a disposición de 16.600 gallegos, con prioridad para los afectados por ERTE, reducción de jornada o suspensión de empleo.

Y la Xunta aprobó la designación de Tomás Otero Ferreiro como presidente del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la comunidad gallega.

Ver información en El Faro de Vigo