La N-121-A ha comenzado a transformarse en una vía 2+1 con objeto de mejorar su seguridad y funcionalidad. La Presidenta de Navarra, María Chivite, ha presenciado esta mañana el inicio de las obras del primer tramo, que abarca desde los túneles de Ezcaba hasta Olave, y que se prevé que concluyan en otoño. Las actuaciones en este primer sector cuentan con un presupuesto de 8,1 millones de euros procedentes de los Presupuestos Generales del Estado.

La Presidenta, que ha estado acompañada en la visita por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha conocido los detalles de la conversión de esta carretera, que comunica más de 30 localidades y que registra una elevada siniestralidad. Cabe destacar que por la vía Pamplona-Behobia circulan diariamente en torno a 10.000 vehículos, de los que 2.800 son pesados.

Leer noticia completa