La Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (ASEFMA) manifiesta la preocupación del sector de la pavimentación en España ante el estado de alarma decretado por el gobierno español para hacer frente a la expansión de coronavirus COVID-19 y la ausencia de reglamento específico para garantizar la salud y seguridad de sus trabajadores ante esta pandemia.

Las empresas asociadas en ASEFMA entienden la voluntad legislativa de que la actividad constructiva se mantenga dentro de las limitaciones del propio estado de alarma así como el estado de emergencia de salud pública que requiere la incorporación de nuevas medidas de prevención, seguridad y salud.

En este sentido apoyan la postura de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) de continuar con las obras de pavimentación y suscriben el impacto de este estado de emergencia en los ritmos de producción, que pueden derivar en incumplimientos de contratos, cancelaciones, suspensiones o penalizaciones. Y por ello reclaman medidas de flexibilidad contractual cuando las empresas tengan dificultades para cumplir con las indicaciones de salud pública emitidas por las autoridades sanitarias competentes o/y si la actividad se ve obstaculizada por causas materiales o humanas derivadas de la pandemia del COVID-19. En esta línea también exigen que si dichos motivos externos o no imputables provocan la inviabilidad de la obra sean considerados como “fuerza mayor” para justificar la causa de la parada.

Ver comunicado completo