El consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha presentado de forma telemática los primeros proyectos para la transformación de la C-12, el denominado Eix de l’Ebre (Eje del Ebro), en una vía 2+1 para mejorar la seguridad vial y la funcionalidad. La inversión estimada es de 67 millones de euros hasta 2025, de los que 60 irán destinados a proyectos estructurales y más de siete millones a mejoras a corto plazo.

Esta vía es una carretera convencional de un carril por sentido con tramos urbanos e interurbanos y una intensidad de tráfico notable que en Terres de l’Ebre oscila entre los 2.700 y los 12.600 vehículos diarios, y en Lleida, entre 2.764 y los 6.123. Calvet ha explicado que “las mejoras que ahora ponemos en marcha no afectan solo a la seguridad del tráfico o a la confortabilidad derivadas de hacer un 2+1, sino que van más allá porque suponen también una mejora para la vida de las comarcas de Lleida y del Ebre”.

Ver noticia completa en El Vigía