La Conselleria de Política Territorial, Obres Públiques i Mobilitat de la Generalitat Valenciana está tramitando una serie de nueve contratos de conservación de carreteras, de carácter cuatrienal, por valor de 31 millones de euros cada uno. Esto supone un montante de 279 millones en los próximos cuatro años para los 2.742 kilómetros de red de titularidad autonómica.

Además, esta Conselleria ha adjudicado contratos específicos de refuerzo de firmes en los últimos seis años con una inversión anual por provincia del orden de los seis millones.

Con estos contratos, además de la conservación ordinaria, se atenderá otro tipo de actuaciones como la ejecución de cunetas de seguridad, mejora de intersecciones, soluciones específicas para movilidad sostenible (no sólo carriles ciclopeatonales y análogos, sino también pasarelas), mejoras de la visibilidad, moderación de velocidad y refuerzos de eje (para impedir movimientos indeseados y colisiones frontales).

Desde la administración autonómica muestran su satisfacción por este esfuerzo inversor que alcanza en total los 32.000 euros por kilómetro y año. Además, señalan, que «con estas acciones mejoramos la seguridad vial desde un enfoque que entendemos encaja con el concepto de Sistema Seguro o Vision Zero”.