Poco a poco, una de las vías clave en la circulación de vehículos en el Norte de la Comunidad de Madrid, la M-607, va mejorando sus prestaciones, con el objetivo de reducir los problemas de tráfico que sufre habitualmente. Una de las últimas medidas impulsadas en esta carretera que conecta los municipios de Tres Cantos y Colmenar Viejo tiene que ver con el firme, un aspecto importante para la seguridad vial. Así lo anunció el pasado sábado 13 de junio el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Ver información completa en Gente