Se trata de un reconocimiento público a las empresas que apuestan por reducir la siniestralidad vial laboral dentro de sus planes de prevención. Los siniestros de tráfico tienen un importante impacto en la siniestralidad laboral y, por esta razón, forman parte destacada en la Estrategia de Seguridad Vial 2030 que se aprobará próximamente.

El sello arrancó en 2016 en Asturias, comunidad pionera en otorgar este reconocimiento a más de 100 empresas, y se busca ahora promoverlo en el resto de Comunidades Autónomas. En 2019 se produjeron más de 77.000 siniestros laborales de tráfico en toda España, de los cuales 232 fueron mortales, 98 en la jornada laboral y 134 in itinere.

Leer más