La Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón quiere impulsar un plan extraordinario de gasto mediante el cual plantea invertir 540 millones de euros en mejoras en la red viaria autonómica. Lo anunció ayer el director general de esta área, Bizén Fuster, y está previsto que las obras que comprende este proyecto comiencen en 2022 y se extiendan hasta el 2025.

Esta importante inversión se va a realizar con un modelo de concesión de obra pública mediante el cual la DGA licitará las obras a empresas privadas y fraccionará el pago de la inversión a las adjudicatarias en anualidades. Además, las compañías que resulten ganadoras de los respectivos concursos (son 10 proyectos en total) se harán cargo también del mantenimiento de las carreteras adjudicadas durante un plazo de entre 20 y 25, un periodo en el que la DGA irá pagando año tras año las obras. Dentro de estos 540 millones se incluye además otro proyecto especial, el desdoblamiento de la A-127 Gallur-Ejea de los Caballeros, cifrado en 140 millones de euros, y que se licitará con un procedimiento concesional específico.

Más información en El Periódico de Aragón