La Comunidad de Madrid invertirá 5 millones de euros para mejorar la accesibilidad peatonal de la red de carreteras autonómicas en los dos próximos años, con el objetivo de aumentar la seguridad de los viandantes. Con estos contratos se construirán nuevas aceras y sendas peatonales y ciclistas para favorecer la llegada a paradas de autobús, instalaciones deportivas, urbanizaciones y zonas urbanas.

La Dirección General de Carreteras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras ha dividido los trabajos en cuatro zonas que atraviesan las vías de la región: el noreste, delimitado por la A-1 y A-2; el sureste, por la A-2 y A-5; oeste, por la A-5 y A-6/AP-6, y noroeste, por la A-6/AP-6 y la A-1. Cada uno de ellos tendrá una cuantía superior a 1,2 millones de euros.

Ver toda la información