Los automóviles han contado desde hace años con sistemas para facilitar la labor de conducción en prácticamente todos los aspectos, y están ya asimilados por el conductor: servofreno, servodirección, caja de cambios automática… Los sistemas que informan al conductor de situaciones de posible riesgo han ido adquiriendo más protagonismo, incluso pueden actuar activamente si el conductor no reacciona a tiempo para evitar un accidente. Estas asistencias o ayudas a la conducción se denominan ADAS, y su incremento, además de facilitar la labor del conductor y aportar más seguridad, prepara el camino hacia el coche autónomo, que podrá circular sin conductor hasta su destino.

Entretanto algunas ADAS pueden generar incertidumbre al conductor al informar o entrar en acción, por lo que es importante integrarlas en el proceso de conducción. Y ese es el objetivo de esta jornada: conocer y debatir sobre los dispositivos ADAS, sus funciones y la interacción con el automóvil y el conductor, para contar con todas las ventajas que aportan desde los inicios del aprendizaje a la conducción.

Ver más información