Entre la mitad de la pasada legislatura en Álava, cuando empezaron las obras de la N-124 en Zambrana, y la actual, la Diputación Foral de  Álava ha invertido 50 millones de euros en la reforma de red vial mediante el desdoblamiento de carreteras, la eliminación de curvas y  cambios de rasante o el acondicionamiento de travesías. El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad que dirige Blanca de la Peña desde el pasado mes  de septiembre –anteriomente el titular era Javier Hurtado–, además, invirtió el pasado año un total de 2 millones de euros para mejorar el firme de distintos tramos de 53 carreteras alavesas.

Ya ejecutada a finales de diciembre, se dio por concluida la obra de reforma de la N-240 entre Legutio y la muga con Bizkaia, tras dos años de trabajos y con una inversión de casi 10 millones de euros.

Leer más en Diario Noticias de Álava – 09/05/2021