Durante los meses de julio y agosto han fallecido en las carreteras españolas 202 personas, 13 víctimas mortales menos que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un descenso del 6%. La reducción también se ha producido en el número de accidentes mortales (-7%) y en el de heridos hospitalizados (-8%).

Estos datos han sido presentados este jueves por el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha estado acompañado de la Subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y del Director General de Tráfico, Pere Navarro, entre otras autoridades.

Grande Marlaska ha señalado que los datos de fallecidos por accidente de tráfico nunca son buenos, porque detrás de cada víctima hay un drama que cambia la vida de la persona y de sus allegados, pero sí que es una realidad que este verano ha habido menos fallecidos que el verano anterior, situándose así en la cifra de fallecidos más baja de toda la serie histórica. Ver nota de prensa completa

Balance 2019

Por otro lado, la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior publicó el pasado 6 de agosto el balance de siniestralidad de 2019 con datos consolidados. Según este informe, el año pasado perdieron la vida en accidentes de tráfico 1.755 personas. Esta cifra incluye las personas fallecidas en vías interurbanas y urbanas durante los 30 días posteriores a la ocurrencia del accidente.

El número de víctimas mortales disminuyó un 3% respecto a 2018, si bien la evolución ha sido muy diferente dentro y fuera de las ciudades. En vías urbanas, se produjeron 519 fallecimientos, un 6% más que en 2018. Por el contrario, en vías interurbanas se produjeron 1.236 muertes, un 6% menos que en 2018, aunque también aquí pueden observarse diferencias entre las carreteras convencionales, donde las víctimas mortales disminuyeron un 10%, y las autopistas y autovías, que registraron un aumento del 5%. Ver información completa