Ferrovial y ACS han sido seleccionadas por el administrador británico de las carreteras para pujar por el contrato de construcción de un doble túnel bajo el Támesis, más conocido como Lower Thames Crossing, al este de Londres, que conectará los condados de Kent y de Essex. Se trata de uno de los trabajos más sofisticados y costosos en Reino Unido, ya que el presupuesto de la obra supera los 2.000 millones de libras (2.340 millones de euros). Ferrovial acude al concurso de la mano de Bam Nuttal y la francesa Vinci. Este consorcio ha fichado como  ingeniería a la española Typsa. Por su parte, ACS acude con Dragados y Hochtief. El tercer rival es la alianza formada por la francesa Bouygues junto a la local Murphy & Sons.

El túnel se compone de dos pasos de cuatro kilómetros, uno para el tráfico en dirección sur y otro para el tráfico en dirección norte que cruza por debajo del río. Tendrá 16,4 metros de diámetro. Por tamaño, será el más grande del país y el tercer túnel perforado más ancho del mundo. Pasará por debajo del río Támesis con su entrada sur ubicada al este del pueblo de Chalk, y su entrada norte al oeste de East Tilbury.

En la sección norte, el túnel pasará por debajo de los pantanos de East Tilbury.

Seguir leyendo en Expansión *Carlos Morán