Ferrovial ha unido fuerzas de nuevo con Meridiam para luchar por uno de los mayores proyectos de infraestructuras viarias que hay hoy en liza en el mundo: la ampliación y posterior explotación de la I-495, en Maryland (Estados Unidos).

El grupo español y el fondo galo replican así la alianza que ya integran en otras autopistas que están en la actualidad en fase de construcción u operación en el país norteamericano. Ambas firmas estarán acompañadas de otros socios financieros para hacer frente a un proyecto valorado en alrededor de 3.000 millones de euros. La empresa española, además, ha entrado recientemente en la fase inicial de otro concurso de autopista en Atlanta, Georgia (Estados Unidos), cuya valoración asciende a 1.600 millones de euros.

Ferrovial participa en el consorcio para el proyecto de Maryland a través su filial de concesiones Cintra y de su división de construcción. El consorcio en el que participa la compañía que dirigen Rafael del Pino e Ignacio Madridejos ha presentado esta semana su propuesta para entrar en la fase final, tal y como había requerido el Departamento de Transportes de Maryland (MDOT, por sus siglas en inglés).

Más información en El Economista