Lantania prevé más que duplicar sus ingresos en 2021, hasta superar los 200 millones de euros, y prácticamente doblar el resultado bruto de explotación (ebitda), hasta el entorno de los 20 millones de euros. Un crecimiento sustentado en la positiva evolución de la contratación y la compra de empresas acometida que han impulsado su cartera, con un nivel estimado para cierre del año por encima de los 500 millones de euros, frente a los 350 millones del último ejercicio. La firma ultima ya un nuevo plan estratégico con el horizonte hasta 2026 -el actual culmina en 2022-.

Entrevista con Federico Ávila en el diario El Economista 22/07/2021 *Por Javier Mesones