Las tendencias de cara al futuro más cercano en el entorno industrial están enfocadas a la experiencia global de los clientes gracias al uso de tecnologías como la realidad virtual y aumentada, según afirma T-Systems, filial del Grupo Deutsche Telekom.

El metaverso y la tecnología IoT figuran como otros de los principales puntos de interés, ya que hacen posible construir sistemas ciberfísicos (CPS) que permiten tener una visión digital detallada y en tiempo real del mundo físico. En última instancia, la automatización, la robotización y la virtualización de procesos pueden reconfigurar el modelo operativo de las fábricas y agilizar procesos, acelerando así su rendimiento.

Según las últimas estimaciones de Gartner, en 2023 el 40% de las organizaciones combinarán las experiencias virtuales y físicas para aumentar la productividad del personal y el alcance de los clientes. En 2024 reducirán los costes operativos en un 30% combinando las tecnologías de hiperautogestión con los procesos operativos rediseñados y en 2025, más del 50% de las organizaciones utilizarán una opción de nube distribuida en la ubicación que elijan, lo que permitirá modelos de negocio transformadores.

Más información