Es probable que los atascos en las carreteras vuelvan rápidamente después de la crisis del coronavirus, y el 82 por ciento de los ciudadanos españoles está preocupado por el impacto medioambiental negativo que esto podría tener. Este y otros datos sobre cómo será la vuelta a las carreteras tras el confinamiento han sido extraídos del Índice Kapsch TrafficCom, una encuesta en la que ha participado un millar de ciudadanos.

Según los resultados de la muestra, para combatir los atascos de tráfico, el 71% de los encuestados está dispuesto a utilizar navegadores a la hora de elegir su ruta. Sorprende que, cuando se selecciona una ruta, las consideraciones medioambientales solo son prioritarias para el 50 por ciento de los conductores, y la mayoría prefiere un trayecto que garantice un menor tiempo en los desplazamientos.

Ver información completa