La contaminación ambiental es una amenaza para el bienestar de los ciudadanos, que son conscientes de la necesidad de reducir las emisiones en las ciudades. En este sentido, la mayoría de los conductores españoles se muestra dispuesto a poner en marcha prácticas para avanzar gradualmente hacia un futuro con cero emisiones. Según se desprende del «Índice Kapsch TrafficCom», el 78% de los conductores estaría dispuesto a no utilizar su vehículo privado a determinadas horas. Como alternativa de transporte, los españoles están a favor de iniciativas como los carriles VAO (83%), el uso de vehículos eléctricos (87%), o de bicicletas (79%).

España está avanzando gradualmente hacia la movilidad de emisiones cero. Grandes ciudades como Madrid y Barcelona han aplicado restricciones a los vehículos más contaminantes en los últimos años, y la reglamentación nacional obligará a que estas medidas se extiendan a otras regiones en un futuro próximo. Por su parte, una amplia mayoría (80%) de ciudadanos españoles está a favor de reducir las emisiones causadas por el tráfico con soluciones de transporte respetuosas con el medio ambiente.

Ver información completa