El uso manual del teléfono móvil mientras se conduce sigue siendo, dentro de las acciones que implican una distracción en la conducción, la infracción más cometida por los conductores tal y como demuestran los resultados de la última campaña de vigilancia y concienciación sobre el peligro que suponen las distracciones al volante, que la  Dirección General de Tráfico ha realizado  entre el 16 y el  22 de septiembre y a la que se han sumado numerosos Ayuntamientos que por medio de sus policías han establecido controles en las vías de sus municipios.

En concreto, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado más de 342.00 vehículos que circulaban por carreteras convencionales y han efectuado 8.213 controles en los que han denunciado a 5.794 conductores por realizar acciones que suponen una distracción durante la conducción.

Toda la información en este enlace