La Consejería de Obras Públicas de Cantabria acaba de cerrar esta semana el Plan de Carreteras 2023-2003. Es decir, la guía que seguirá el gobierno regional las dos próximas legislaturas para dirigir sus inversiones en asfalto. Y su obra estrella será un proyecto que lleva 20 años penando por los despachos de todos los partidos políticos: el puente entre Requejada y Suances.

«Sabemos que esta infraestructura viene de lejos, pero ahora sí veo factible poder hacerla», explica el Consejero José Luis Gochicoa, sabedor de que más de uno se tomará a broma que el puente reaparezca ahora, a pocos meses de las elecciones autonómicas y municipales, como ha sido habitual legislatura tras legislatura. No en vano, fue en 2003 cuando se propuso por primera vez la necesidad de construir esa conexión entre Polanco y Suances, y se llegó a incluir en el Plan de Carreteras 2005-2008 con una inversión de 12 millones de euros.

Sigue leyendo la noticia de El Diario Montañés *Gonzalo Sellers/Daniel Martínez