En 2023 concluyó el plan anterior -el cuarto de los impulsados por el Gobierno cántabro desde el arranque de la autonomía- y el que estará en vigor de aquí a 2030 está a punto de aprobarse. La primera propuesta la dejó elaborada el exconsejero de Obras Públicas José Luis Gochicoa (PRC) y su sucesor en el departamento -ahora bajo la denominación de Fomento-, Roberto Media (PP), ha decidido utilizar el grueso de ese borrador para diseñar el documento final y darle el visto bueno a corto plazo con el objetivo de perder el menor tiempo posible y que las máquinas puedan ponerse a funcionar cuanto antes.

El V Plan de Carreteras 2024-20230, a falta de que el Ejecutivo popular incorpore un puñado de proyectos que no aparecían en el primer boceto, incluye 185 actuaciones en materia de carreteras de muy diferente calado. Entre ellas, 17 corresponden a nuevos trazados, ya sea para la construcción de variantes con las que sacar el tráfico de los cascos urbanos o vías «de acceso de interés comunitario que no existían hasta ahora.

Seguir leyendo la noticia de El Diario Montañés *Daniel Martínez