La obra de la primera fase de la autovía Nadela-Sarria, entre los enlaces de A Pobra de San Xiao-O Páramo y Sarria-Centro (provincia de Lugo), prosiguen a un buen ritmo con movimientos de tierra para construcción de los terraplenes y el inicio de los trabajos de ampliación de los pasos inferiores. La adjudicataria (una unión temporal de empresas formada por Ovisa-Covsa-Grupo Bascuas 2008 S.L.-Construcciones Isidro Otero S.L.), que comenzó la actuación el pasado mes de noviembre, trabaja en movimientos de tierra. En total se excavarán un millón de metros cúbicos.

Para ejecutar las obras, que lleva a cabo la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, también es preciso realizar voladuras para la excavación de roca. Esto obliga a cortar este tramo del corredor los martes y jueves dos horas. Para estas actuaciones un carro de perforación realiza aberturas para las voladuras mediante explosivos.

Leer noticia en el diario El Progreso