El consumo de cemento en España ha cerrado el año con un crecimiento acumulado del 11%, hasta alcanzar los 14,9 millones de toneladas (1,48 millones más que en 2020), según los últimos datos publicados en la Estadística del Cemento. Este dato, que mejora en dos puntos las previsiones de Oficemen para septiembre, permite, además, superar ligeramente los niveles de consumo alcanzados en 2019, último ejercicio no afectado por las restricciones de la pandemia.

El Presidente de Oficemen, José Manuel Cascajero, ha asegurado que “2021, con casi 15 millones de toneladas consumidas, se convierte en el mejor año de la última década y confirma la positiva evolución de crecimiento sostenido durante el pasado ejercicio”.

Leer el comunicado completo de Oficemen

Ver presentación