La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller insular de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, han destacado la apuesta por la movilidad sostenible y la preferencia de peatones y ciclistas en las obras de conexión entre los términos de Palma y Marratxí por el torrent Gros. Cladera y Sevillano han visitado este martes los trabajos junto a los alcaldes de Palma y Marratxí, José Hila y Miquel Cabot, respectivamente, para comprobar sobre el terreno el estado de las actuaciones, iniciadas en febrero en la carretera vieja de Bunyola.

Según ha explicado la institución insular en un comunicado, el proyecto comporta la adecuación del paso sobre el torrente y de las conexiones de la carretera con el camino de sa Fita y con el camino de sa Cabana. Una vez levantada la estructura del puente que conectará las barriadas de Palma y de Marratxí, separadas hasta ahora por el torrente, las tareas se centran en la ejecución del trazado de la vía así como un carril para bicis de 2,5 metros y otro para peatones de la misma anchura.

Más información en crónicabalear.es