La empresa Dragados será la encargada de realizar una de las obras reivindicadas desde hace tiempo por la Comunitat, la duplicación de la carretera N-220 de acceso al aeropuerto de Valencia. Las obras tendrán un coste de 69,8 millones pese a que el contrato tenía un presupuesto base de licitación de 91,36 millones (IVA incluido).

Así consta en el documento firmado por la mesa de contratación del Ministerio de Transportes, que también contempla otras cuatro adjudicaciones de obras de carreteras en Valladolid, Asturias y Barcelona. El contrato está pendiente de formalizar –la firma podría realizarse esta semana– y aunque será en el acta de replanteo donde se fije el inicio de las obras, la previsión es que podría ser a finales de agosto o comienzos de septiembre para evitar interferir en la reanudación de la actividad del aeropuerto.

Ver información completa en Las Provincias