El Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) ha iniciado las pruebas de conducción autónoma en el Puente Internacional de la A55 que une España con Portugal, que además pertenece al corredor SISCOGA4CCAM. Este corredor transfronterizo España-Portugal conecta las ciudades de Vigo y Oporto y abarca toda la cadena de valor, incluyendo fabricantes de automóviles, empresas de telecomunicaciones, administraciones públicas e instituciones de investigación.

Las pruebas se llevarán a cabo en el marco del proyecto 5GMOBIX durante los meses de marzo, abril y mayo. El objetivo principal de 5G-MOBIX es sentar las bases para el despliegue de servicios y aplicaciones 5G CCAM y dar un fuerte impulso en ambos países hacia el desarrollo de oportunidades en torno al 5G en el sector de los ITS. Además, este corredor transfronterizo explorará los retos de la interoperabilidad sin fisuras entre diferentes países y entre diferentes tipos de operadores (públicos y privados). A través de este proyecto se pretende desarrollar una arquitectura global 5G que ofrezca servicios de conectividad de alta robustez y de baja latencia para aplicaciones de seguridad; proporcionar soluciones de posicionamiento 5G de alta precisión; demostrar y validar los conceptos desarrollados; y cuantificar los beneficios de esta tecnología para la conducción.

Más información