La próxima semana la Dirección General de Tráfico centra la atención en la velocidad, un factor clave en la siniestralidad vial  y que en 2019 estuvo presente en el 23% de los accidentes mortales, es decir, que más de 300 personas fallecieron en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes.

Por este motivo y siguiendo las recomendaciones de las Organizaciones internacionales y europeas que instan a los organismos encargados de la seguridad vial de los distintos países a vigilar que los límites de velocidad establecidos se cumplen, la DGT dedica la próxima semana a controlar este factor de riesgo.

Tanto la  Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como del resto de policías autonómicas, controlarán especialmente aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como aquellos puntos donde la circulación supera el límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad.

Ver nota de prensa completa