El Ayuntamiento de Burgos ha incorporado una innovadora solución para mejorar la seguridad vial en el municipio, específicamente en las zonas sensibles. Se trata de una red de doce radares preventivos que además de sensibilizar a los conductores sobre la velocidad a la que transitan, tienen la particularidad de estar conectados con una plataforma web que permite la vigilancia del tráfico en tiempo real, la recogida de datos y el análisis del comportamiento, todo ello a distancia y desde cualquier dispositivo. Así, por ejemplo, es posible que los técnicos responsables del municipio reciban una alerta por que se está superando el límite de densidad de tráfico establecido y puedan valorar enviar una dotación municipal para facilitar la circulación.

El sistema ha sido desarrollado por la firma Lacroix City bajo en nombre Metis 3002 Connect y está funcionando con éxito en muchas ciudades europeas. La instalación se enmarca en la apuesta del Ayuntamiento de Burgos por mejorar la movilidad y la seguridad vial en el municipio. Entre las medidas adoptadas, está la reciente limitación de circulación a 30 km/h en todas las vías de la ciudad que solo disponen de un carril por sentido, que afecta a un millar de calles.

Seguir leyendo