El Covid no frena el plan de expansión de la empresa andaluza Azvi, que ultima la compra de una constructora en Texas con el fin de entrar en el mercado estadounidense. El cierre de la operación está pendiente de que se finalice la auditoría (due diligence) para detectar posibles contingencias en la adquisición de la compañía. Manuel Contreras, consejero delegado de Azvi, anunció en 2019 este objetivo y espera cerrar la compra en 2020, aunque advierte que la firma de la operación podría demorarse por el coronavirus.

La intención de Azvi es invertir unos 20 o 30 millones de euros en un constructora de mediano tamaño en Estados Unidos para hacerla crecer vía concesiones, tanto de carreras, como agua o aparcamientos, explica Contreras. En ese país no hay grandes empresas constructoras de ámbito nacional porque no se exige para optar a una licitación un aval del 100% del importe de la obra, como ocurre aquí. Eso explica que sea un sector muy atomizado, por lo que Azvi ha optado por comprar una empresa ya establecida en Estados Unidos para entrar en ese mercado, donde también tiene puesta su mirada en los contratos de tranvías.

Ver noticia completa en ABC