El Gobierno de Aragón lanzará antes de fin de año el mayor concurso de la última década, el arreglo de las principales carreteras autonómicas y su conservación durante los próximos 25 años. La renovación de la red básica, que concentra el 65% del tráfico total, tendrá un presupuesto de licitación de 629 millones de euros, un 30% más de la última estimación que hizo como consecuencia de la inclusión de varios tramos adicionales y del impacto de la revisión de precios por el alza del coste de los materiales.

La mejora y posterior mantenimiento de la red básica se dividirá en diez lotes, a los que se unirá otro específico para el desdoblamiento previsto de la A-127 entre Tauste y Ejea de los Caballeros. Todos los proyectos han salido a exposición pública, por lo que se estará en disposición de licitar las concesiones a lo largo del otoño y poder adjudicar justo antes de las elecciones autonómicas y locales de mayo del próximo año, aunque el Consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, opta por la prudencia y prefiere señalar que se podrá resolver a lo largo del primer semestre de 2023.

Seguir leyendo en El Heraldo de Aragón *Jorge Alonso