El Gobierno de Aragón ha publicado los diez estudios de viabilidad económico-financiera para las concesiones del plan extraordinario de inversiones en carretera en el periodo 2023-2025. Se trata del primer paso para la puesta en marcha del proyecto, en el que se invertirá un total de 540,38 millones de euros en dos años y medio, en una red de 1.673 kilómetros. A este respecto, el plan abarca cerda del 30% de la red autonómica, por la que circula aproximadamente el 58% del tráfico. “Se impulsa de manera definitiva la mejora de las carreteras, tras décadas de abandono, y, además, apostamos por la inversión en obra pública como motor para la reactivación económica, del empleo y de los servicios”, ha señalado el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro.

Ahora se abrirá el periodo de exposición pública de los proyectos de viabilidad económica, para que a finales de verano de 2021 se liciten los contratos y, en el 2022, se puedan adjudicar a las empresas que gestionarán cada itinerario. De esta forma, Aragón comenzará en 2025 a pagar un canon anual a las empresas en concepto de diseño, ejecución y mantenimiento de las infraestructuras, que tendrá en cuenta una serie de indicadores sobre el estado de las vías que integran el itinerario. A este respecto, las empresas concesionarias deberán afrontar la redacción de los proyectos de construcción, la ejecución de las obras, su mantenimiento y revisión.

Leer noticia completa en El Mercantil