El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación Foral de Álava está realizando un esfuerzo inversor muy importante para conservar y modernizar las carreteras alavesas con el objetivo prioritario de mejorar la seguridad de las personas usuarias y contribuir a satisfacer las necesidades de movilidad de la ciudadanía.

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad está finalizando las obras de reforma de la N-240 entre los puntos kilométricos 16,7 y 19,9 para mejorar la seguridad y comodidad de esta carretera que une Vitoria y Bilbao. Dichos puntos kilométricos coinciden con la salida de Legutio hacia la capital vizcaína y el cruce de Ollerías. Estas obras tienen un presupuesto de 8 millones de euros y se está trabajando con la previsión de que estén finalizadas antes de fin de este año.

Leer más en el Correo de Bizkaia