El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, acudió el 4 de marzo al acto de cale del túnel de Lilla, perteneciente a la autovía A-27 Valls-Montblanc, en Tarragona. Este hito supone el fin de la excavación, que se ha llevado a cabo mediante métodos convencionales de excavación mecánica y perforación y voladura.

El túnel está formado por dos tubos de 1,4 kilómetros de longitud, conectados por siete galerías situadas cada 200 metros de recorrido, seis de ellas peatonales y una para el paso de vehículos de emergencia. Cuenta con una calzada izquierda y una derecha con dos carriles de 3,5 metros.

El Ministerio de Transportes adjudicó a ACCIONA la ejecución del tramo de 5 kilómetros de Variante entre Valls y Montblanc por un importe superior a €133 millones.

Seguir leyendo