La multinacional 3M invertirá cerca de 1.000 millones de dólares en los próximos 20 años para acelerar la consecución de tres nuevos objetivos ambientales: lograr la neutralidad de carbono para 2050, reducir el uso de agua en un 25% en sus instalaciones y devolver agua de mayor calidad al medio ambiente después de su uso en las operaciones de fabricación.

«Según vayamos creciendo, lideraremos la gestión medioambiental, la equidad y justicia social y el gobierno corporativo», declaró el Presidente y CEO de 3M, Mike Roman. «Estamos tomando medidas para doblar la curva de las emisiones de carbono y el uso del agua, mejorando también la calidad del agua tras su utilización. Estas inversiones nos harán más eficaces y eficientes e impulsarán el crecimiento, demostrando una vez más cómo 3M aplica la ciencia para mejorar vidas y ayuda a transformar el mundo a través de un aire más limpio, una mejor calidad del agua y menos residuos».

Ver información completa